3 cosas que faltan en la ficción cristiana
Consejos de escritura,  Ficción,  Inspiración,  Una pregunta de libro

3 cosas que faltan en la ficción cristiana

La ficción cristiana es un género que está despegando gradualmente en el mundo hispánico de hoy. Muy popular en el mundo anglosajón, sigue siendo tímido en España y en el mundo hispánico, aunque muchos lectores se interesan por él. Aquí te presento lo que falta en la ficción cristiana de hoy

Comparado con el mundo anglosajón, todavía hay mucho que hacer en la ficción cristiana. Así que, en primer lugar, me gustaría mucho que este género literario se desarrollara más porque creo que hay mucho que ganar y mucho que dar.

Pero el aspecto general de la ficción cristiana, lo que me gustaría ver mucho más es:

Jesús

¿Qué sentido tiene llamar a este género “ficción cristiana” si Cristo no está en él? Hay tantas librerías que clasifican ciertos autores y ciertas novelas como “ficción cristiana” y estos libros no tienen absolutamente nada que ver. No me malinterprete, no digo que la novela cristiana deba ser una colección de historias bíblicas o una reescritura de la Biblia, NO. Pero creo que todas estas historias deberían estar centradas en Cristo. Los autores y editores a veces se preocupan tanto por las ventas y la popularidad de sus libros que incluso olvidan la esencia y el propósito principal para el que escriben la ficción cristiana. Lo que para mí es compartir el amor de Cristo para transformar el mundo. Por eso muchos libros de hoy no son más que historias con tramas espectaculares que hacen vivir toda la experiencia de la escritura excepto lo esencial, Jesús. Así que me gustaría ver en la ficción cristiana un poco más de historia donde Jesús es el centro.

Más editoriales especializadas en la novela cristiana

Tal vez la razón por la que no hay suficiente historia centrada en Cristo es porque no hay suficientes editoriales cristianas especializadas en el campo. Muchos editoriales hoy en día tienen una sección o apartado llamado “Religión” y otros editoriales cristianos tienen secciones “Novelas”. Sin embargo, no debemos olvidar que el objetivo principal de cada una de estas editoriales es vender y darse a conocer. Así que incluso las novelas que clasifican como ficción cristiana o religión sufren de cierta censura. Si hubiera más editoriales cristianas dispuestas a publicar novelas cristianas, este problema no existiría.

Más libros de autores cristianos híspanos

Lo que falta también en la ficción cristiana es más de libros de autores híspanos. Tener más editoriales cristianas significaría que más autores de novelas cristianas desearían ser publicados. No es así, al menos no en la España de hoy. Muchos cristianos leen, pero no tenemos suficientes autores interesados en escribir ficción cristiana. Muchos comenzaron a escribir con el deseo de ser publicados, pero pronto se encontraron cara a cara con la realidad, ya sea con editoriales inexistentes en sus campos de especialización, o con editoriales cristianas que censuran todo lo que escriben. Esto impulsó a muchos a convertir sus novelas en historias seculares para tener la oportunidad de ser publicadas por cualquier editorial. 

Menos editoriales cristianas traducen novelas cristianas populares de idiomas extranjeros. La razón de esto es que no hay suficiente sustancia para la publicación, o no hay suficiente audacia, porque la mayoría de estas editoriales cristianas son tradicionales, y la novela cristiana de hoy en día es considerada por muchos como demasiado moderna. ¡Eso es! Esa es la triste verdad.

¿Y qué le gustaría ver más en la ficción cristiana de hoy en día? ¿Y por qué?

Déjeme ver sus respuestas en los comentarios.

Leer más

2 cosas que cambiar en la ficción cristiana

Si le ha gustado el artículo, usted lo puede compartir ! 🙂
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

3 Comentarios

  • Lázaro

    Pues estoy muy de acuerdo, casi no vale la pena ni que comente nada.

    Seguramente hay que evitar que todas las novelas cristianas parezcan muy “meapilas”, las ficciones con visiones de cristianismo cultural también deben tener presencia, supongo, pero parece un camino poco fructífero.

    Sería interesante ver novelas cristianas ambientadas en entornos europeos o latinoamericanos, saliendo de la omnipresencia anglosajona, que mostraran a los cristianos inmersos en sociedades no.cristianas y aun así viviendo su cristianismo, quizá no impecablemente, pero si de manera alegre e inserta en el entorno.

    La ficción puede ser también un campo para la experimentación y la propuesta, pueden imaginarse formas de expresión, culto y organización cristianas distintas a las actualmente existentes y diversas, conviviendo en la narración diferentes enfoques (reales e imaginarios) de la experiencia cristiana.

    La ficción cristiana debería ser capaz de transmitir que la experiencia espiritual en general y cristiana en particular es digna de ser vivida, enriquecedora, teniendo en cuenta que para mucha gente hoy en día la religión no es que sea algo bueno o malo si no que ni siquiera es un tema a tener en cuenta. A mucha gente ni se le pasa por la cabeza que se pueda estar perdiendo algo al no tener vida religiosa, una ficción cristiana debería hacerles dudar.

    Un relato cristiano debería tener personajes interesantes por si mismo, tridimensionales y de diversos pelajes, con diferentes perfiles de personalidad y circunstancias. Además que pasen cosas además de la trama religiosa.

    • Sorelle Meleugouo

      Me alegro mucho poder leer estas observaciones. La verdad es que la ficción tiene aún muchas cosas que mejorar.
      Muchas gracias por tu comentario. 🙂

  • Roberto Fernández-Acosta

    Estoy de acuerdo con el reto que supone publicar una obra de ficción cristiana en español (cuando hablo de publicar me refiero también a tener visibilidad y vender, además de poder ejercer el oficio de escritor en este ámbito). Pero lo cierto es que somos conscientes de cuán valioso es este recurso para la edificación de la comunidad de fe y, ante tal lucidez, no tenemos otra opción que seguir intentando llegar a los corazones con nuestros trabajos, aunque implique un gran esfuerzo con resultados no siempre proporcionales. La existencia de este blog (y otros) es una muestra de que la batalla es compleja, pero no está perdida. Por tanto, propongo una solución (pequeña pero no insignificante): unir fuerzas. ¿Cómo pretender que los creyentes nos conozcan y sigan nuestras obras si ni siquiera nos conocemos entre nosotros? Creo que es posible crear un ambiente de respeto (y libre de la mala competencia) para potenciar la producción y difusión de literatura cristiana de ficción de calidad. Aquí les comparto mi trabajo:

    El santuario. Retorno del ser a sus orígenes, novela teológica disponible en Amazon:
    https://www.amazon.com/-/es/gp/aw/d/B08W4J8LMC/ref=dbs_a_w_dp_b08w4j8lmc

    También pueden ir a:
    https://www.goodreads.com/book/show/57142427-el-santuario-retorno-del-ser-a-sus-or-genes

    Mi blog: http://www.feyliteratura.com

    Saludos y ojalá poder coordinar esfuerzos para la gloria de Dios y la edificación de su iglesia,

    Roberto Fernández-Acosta

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *