Ser escritor-guia completa
Consejos de escritura,  Edición,  El arte de escribir,  Inspiración

Ser escritor: la guía completa

Por fin has decidido ser escritor. Me parece muy bien y hasta me alegro por ti. Pero tengo buenas y malas noticias para ti. 

Empecemos por la mala:

Escribir un libro no es nada fácil, y mucho menos convertirse en autor. Si acabas de empezar o estás en medio del proceso, probablemente entiendas de qué estoy hablando. Y por cierto mi enhorabuena a los que ya han publicado un libro con todo el trabajo que requiere. 

Pero la buena noticia es:

Todas las horas de trabajo que dedicas son un sacrificio necesario para tener la oportunidad de…

  • Ser publicado
  • Vivir de la escritura
  • Impactar a la gente a través de tus escritos
  • Ganar mucho dinero

En este artículo no voy a darte la receta para convertirte en un escritor exitoso, porque creo que no existe. Sin embargo, si te preguntas cómo llegar a ser escritor, probablemente estás preparado a escribir. 

1-No pretendas ser escritor antes de…

Estudiar la profesión y el mercado editorial

Seguro que conoces la historia de esos escritores que vendieron millones de ejemplares con su primera novela 🙂. Aunque sea bonito, no es menos raro. No es malo querer ser escritor y escribir un bestseller, al contrario, es una gran fuente de motivación, ¡pero no tan rápido! Si quieres que tu novela sea un éxito, asegúrate de estar bien preparado. A paso lento, pero seguro.

Así, por ejemplo, la lectura de libros sobre escritura te ayudará a empezar mejor.

Haz algunas pruebas de escritura en formatos cortos.

Realizar algunas pruebas de escritura en formatos cortos

Escribir relatos o historias en un formato corto es siempre una ventaja, a la hora de iniciarse en la escritura. Si tu punto de partida es una novela, tendrás un poco más de dificultad a lo largo del proceso. 

Empieza por abajo. Pon a prueba tus habilidades y mejora. Participa en concursos, escribe en revistas o periódicos. Empieza un blog o toma clases de escritura. 

Incluso puedes presentar tu trabajo a pequeñas editoriales y ver qué opinan. Aunque parezca extraño, enfrentarse al rechazo es un paso en el camino de ser escritor. No se trata nunca de algo personal (hay que creerlo). Sólo hay que tener la paciencia y la perseverancia de enfrentarse a la escalera. Y puedes estar orgulloso cuanto más publiques. 

Algo que no se dice lo suficiente es que hoy en día las editoriales buscan escritores con plataformas (una audiencia, fans, etc.), a menos que se trate de una editorial que todavía hace las cosas a la vieja escuela. Pero las diferentes propuestas de arriba te ayudarán a crear movimiento a tu alrededor. 

En resumen: reconfigura tu sistema de pensamiento y aprende lo que significa ser publicado.

Integrar grupos de escritura o foros de aprendizaje. 

También te aconsejo integrar grupos de escritura. Ten a tu alrededor o en línea personas con las que hablar de tus frustraciones, personas que te animen cuando atravieses el desierto del desánimo, o que te ayuden a superar la procrastinación e incluso las ganas de abandonar. 

Si eres principiante, una mirada objetiva y neutral sobre tu trabajo es valiosa, especialmente si quieres convertirte en un profesional del sector. Únete a un grupo de escritores en Facebook, en los foros. Sé abierto a las críticas y a las correcciones. Avanzarás a pasos de gigante. 

Contar con la opinión de otras personas sobre lo que escribes te ayudará a saber qué opinan los demás sobre tu trabajo. Sabrás si tu trabajo puede ser publicado o si necesitas dedicarle un poco más de tiempo. 

Ser un lector insaciable

Sé que a mucha gente no le gusta oírlo, pero una de las cualidades que debe desarrollar un escritor es la lectura. La lectura es la clave para ser escritor sobre todo un escritor con éxito. Lee todo lo que pase por tus manos y que pueda ayudarte a desarrollar algún aspecto de tu escritura. 

La lectura te permite estar en contacto constante con diferentes técnicas y estilos de escritura y te da la paciencia para poner en práctica tu propia técnica. A través de la lectura, te nutrirás y descubrirás nuevas ideas para escribir, especialmente el estilo que es popular en el mercado.  No tiene sentido escribir un libro para descubrir después que no es lo que sus lectores necesitan. 

Cuando leas, analiza las descripciones de lugares y personajes. Presta atención a los detalles.

¡Ojo¡ Leer mucho no significa leer cualquiera. No es muy inteligente leer novelas policíacas si quieres escribir romance histórico. Haz una lectura inteligente. 

Si te interesa la ciencia ficción o el estilo contemporáneo, lee primero estos géneros y lee mucho. Por otro lado, si eres principiante y aún no sabes exactamente qué tipo de novela quieres escribir, te aconsejo que recorras los géneros leyendo al menos un libro por género y elijas. 

Todavía hay escritores que se encuentran en varios géneros al mismo tiempo. Pero hay muy pocos. 

Haz un horario de lectura y sé fiel. Para ser escritor, hay que ser un ávido lector. 

ser escritor libros

2-Ser escritor: el secreto

Escoger el género

Ya está, es la hora de concretar las cosas. 

Antes de empezar a escribir, es importante definir claramente el género en el que quieres hacerte un nombre. 

Ten en cuenta que hoy en día muchos autores mezclan constantemente géneros y este fenómeno es cada vez más popular. Pero empezar con un género específico en mente tampoco está mal. Te aconsejo que escribas en un género concreto para comunicar tus ideas con claridad. A medida que vayas dominando las técnicas de escritura y demás, podrás hacer lo que quieras. 

Una vez que tengas claro el género en el que quieres escribir, ahora tendrás que conocer todas las reglas que se aplican a ese género en particular. Si además se lee mucho sobre el género en cuestión será muy fácil aprenderlo todo. Si no, tendrás que investigar sobre el tema y aplicarte para aprenderlo todo.

Estos son algunos de los géneros más populares:

  • Acción
  • Horror
  • Misterio
  • Novela romántica
  • La novela fantástica
  • La novela policíaca
  • Ficción política
  • No ficción
  • Ficción juvenil
  • Ficción para adolescentes
  • La novela de aventuras
  • La novela de ciencia ficción

Encontrar la idea para tu historia

Ahora que sabes en qué género vas a escribir tu novela, tienes que encontrar la idea original que la acompañe. Este ejercicio podría ser el núcleo de tu trabajo. 

Es cierto que se puede empezar a escribir sin haber encontrado la idea, pero luego puede ser muy complicado. 

Te aconsejo que definas claramente tu idea antes de empezar a escribir en serio. Sería una pena escribir más de 100 páginas y darse cuenta de que deberías haber escrito sobre otra cosa. Ese fue el caso de mi primera novela y resultó muy frustrante. 

Puedes empezar muy bien con una idea o un tema general como: Una joven que siempre ha soñado con ser bailarina profesional, abandona a su familia y su pueblo natal para cumplir su sueño. Como suelo decir, tu idea debe poder resumirse en una frase; no es necesario conocer los detalles al principio. Toma esta frase y ve lo que puedes hacer con ella. 

También te sugiero que leas mi artículo sobre Cómo encontrar la idea de tu historia para obtener más detalles.

Escribir un plan de escritura

La utilidad de planes o calendarios de escrituras es que te ayudan a ser más eficiente.

Si quieres ser escritor, significa que la escritura se convierte en tu trabajo. 

A este nivel ya no hay excusas, ni siquiera tendrás derecho a procrastinar si quieres obtener resultados. 

Intenta escribir al menos de seis a nueve horas a la semana. Bloquea estas horas en tu agenda y cúmplelas. Si cuando llega el momento no sabes qué escribir cambia o reprograma. Pero tienes que hacer tu parte.

La constancia será una ventaja importante para tu escritura, ya que te ayudará no sólo a escribir mejor sino también a terminar tus novelas. No hay nada que te impida avanzar, como escribir un capítulo cada tres meses. Y es igual de frustrante.

Ahora haz este ejercicio: coge tu agenda y planifica tus próximos tres meses de escritura; no te muevas sin bloquear al menos las próximas seis horas.🙂

Investigar 

La preparación es un paso que no debe ser tomado a la ligera en absoluto. Con una buena preparación tienes garantizada una buena novela. Una forma de prepararse bien es investigar el tema de tu novela. Independientemente de lo que pienses sobre la investigación de una novela, necesitas tener una buena idea de tu objetivo antes de empezar a escribir. No es ideal escribir una novela ambientada en Madrid si ni siquiera sabes los nombres de las calles 😉  Si no eres coherente, tu historia se ahogará y tú también. Sé que entiendes lo que estoy diciendo.

La fase de planificación e investigación le ayudará a dominar mejor el tema, los lugares y los personajes y le ayudará a luchar eficazmente contra el síndrome de la página blanca. Porque estemos de acuerdo en una cosa, algunos escritores novatos se bloquean porque no saben qué escribir. 

No te engañes pensando que las descripciones de tu novela surgirán de forma natural. Aprende todo lo que puedas sobre los lugares que quieres incluir en tu novela, porque toda historia se basa en una sólida investigación. Si tu investigación es pobre, tu historia no se sostendrá porque no será coherente. 

Si tu personaje conduce a más de 100 km/h al este de Gavà (Barcelona, España) más vale que vaya en un coche de policía porque, de lo contrario, será detenido. Se trata de una zona en la que está prohibido conducir a más de 60 km/h, debido a las playas siempre abarrotadas que hay junto a ella. (Y tú pensabas que estaba bromeando con la coherencia).

Para evitar estos vergonzosos errores, investigue un poco. Asegúrate de que ninguno de tus personajes sale en pijama a recoger el periódico cuando hace -10° en el exterior. 

Utilice herramientas de búsqueda como :

No dimitas 

Por favor, no dejes tu trabajo. Al menos no de inmediato. ¿Por qué no?🙂

Al principio es cierto que tienes el sueño idealista de ser escritor y un escritor de éxito a tiempo completo. Pero también hay que tener cuidado. Es muy difícil conseguir oro tras la primera publicación. Tener unos ingresos estables es algo bueno, sobre todo cuando se está empezando. Hay incluso algunos autores veteranos que han mantenido su trabajo incluso después de haber publicado más de 50 libros. 

Sé productivo y aprovecha tu tiempo libre para escribir. No dejes que tu trabajo diario te impida escribir. Asegúrate de mantener tu escritura separada de tu trabajo de oficina.  Pero no lo dejes todavía. 

Ahora es el momento de aprender a hacer sacrificios. Si pasas tres horas al día viendo la televisión, es hora de poner en orden tus prioridades. La pregunta es: ¿hasta qué punto quieres dedicarte a escribir? ¿Cuántos sacrificios estás dispuesto a hacer para conseguirlo?

Tu trabajo diurno será primero tu seguridad, mientras que tus horas de trabajo nocturno será tu garantía de éxito.

Empezar con un borrador

Varios escritores aconsejan empezar escribiendo un borrador. Como su nombre indica es un borrador, no tienes que enseñárselo a nadie, es sólo un resumen que te da una visión general de tu novela. Tus ideas no serán perfectas en este documento, pero te ayudará a saber exactamente cómo debe ser tu novela.  Esto le dará dos ventajas. 

  • Tener el núcleo de su historia
  • Saber si su novela tiene sentido o no

Como te dije, no tiene sentido escribir 100 páginas y darte cuenta de que vas en la dirección equivocada. 

Algunos escritores, después de escribir un borrador, utilizan lectores alfa o alfareaders. A diferencia del lector beta, que relee tu historia una vez terminada, el lector alfa te ayuda mientras escribes, es alguien que relee tus capítulos o partes terminadas para ayudarte en el camino que debe tomar tu libro.  La única desventaja de un lector alfa es que no tiene una visión global de tu proyecto de novela, por lo que su apreciación sólo puede ser limitada. Sin embargo, si les gusta la historia, puede ser una buena fuente de ánimo para ti. 

Escribir sin descanso

Escribe tu novela hasta el final. El punto final de una historia siempre da una satisfacción asombrosa. No te rindas a mitad de camino. Si tu historia tiene potencial, será un desperdicio. 

Si te quedas atascado en medio de la escritura o te enfrentas a la página en blanco, lee una buena novela. Seguramente encontrarás nuevas inspiraciones en él. Pero no te rindas, si te sirve de ayuda, ten fotos de personas a las que quieras que se parezcan tus personajes, o puedes dibujarlos y tenerlos siempre a mano. Haz lo mismo con los lugares; ayuda mucho a mantenerse en el ambiente de tu historia y a no perder el hilo. 

Relea la novela una y otra vez, corríjala y vuelva a leerla.    

ser escritor-corregir

4-Publicar su libro

Cuando alcances este nivel, debes felicitarte. Enhorabuena. 🙂 Ya casi has llegado y la mayor parte ya está hecha.

Ahora bien, si tienes la ambición de publicar tu libro, hay varios caminos abiertos. En España existen tres tipos de publicación: la edición clásica, que por otra parte es la más conocida, la co-edición, que a menudo se ha confundido con la primera pero que no se parece en nada y la autoedición que hoy en día se está extendiendo cada vez más. Miremos juntos de qué se trata.

1-La edición clásica

Este tipo de edición es casi universalmente conocida. Un editor firma un contrato contigo en el que se compromete a publicar y promocionar tu novela y a pagarte los derechos de autor por las ventas realizadas.

Es importante saber que el editor es responsable de absolutamente todo. Desde las correciones y las correcciones tipográficas del manuscrito hasta la maquetación, la portada e incluso la distribución. Por supuesto, se le consultará en cada etapa de este meticuloso trabajo y siempre tendrá su opinión sobre la portada, la corrección, etc. No se le dejará de lado y participará en el proceso de publicación dando su opinión y aprobación sobre las decisiones tomadas. La relación entre el autor y el editor es una relación que incluye absolutamente una confianza mutua óptima, por lo que habrá mucha comunicación. 

Cuando esté de acuerdo y su libro esté finalmente publicado, recibirá de su editor una o dos veces al año (según el contrato) un informe de las ventas realizadas. Este informe incluye detalles de los libros vendidos y la cantidad que se supone que debe recibir en consecuencia. 

Además, su editor se encargará de programar las sesiones de firmas en librerías o salones, y también se ocupará de su transporte y alojamiento si las distintas librerías o salones a los que acude no lo hacen.  Por último, tu editor es el puente entre tú y tus fans, se supone que debe proteger tu privacidad y asegurarte la tranquilidad. Especialmente si su escritura es prometedora. 

2-La co-edición

En este caso, firmarás un contrato con una editorial que te cobrará los gastos de impresión y publicidad de su libro… En resumen, tú mismo prefinanzas 50 % de tu libro. Aquí estamos hablando de un mínimo de 1500 a 4500 euros. No es una cantidad pequeña porque muchas editoriales ya cobran a los autores en exceso los costes de impresión. Por eso debes leer muy bien tu contrato, no sea que te estafen.

El editor sólo se encarga de la parte técnica de la obra y de la distribución. También es importante saber que la mayoría de las veces la publicación la realizan los proveedores de servicios. Y has comprendido que no corren ningún riesgo, si las ventas no prosperan no pierden absolutamente nada.

Por lo general, la editorial te paga derechos de autor que varían según el contrato que se redacte y firme y también según los resultados de ventas del libro. Los autores reciben por término medio entre un 10% de derechos de autor, y a veces se les vende una cantidad de libros a precios especiales. Ya debe saber que este tipo de edición no es muy rentable, sobre todo si la editorial sólo se ha comprometido a imprimir su libro. Dependerá directamente de ti asegurar la promoción y la venta. 

Ser escritor-edicion clasica

3-la autoedición

La autoedición es otra forma de publicación que se está desarrollando cada vez más en la actualidad. Incluso se está convirtiendo en la primera opción de los escritores principiantes. Esto se debe a que las plataformas de Internet de impresión bajo demanda permiten a varios autores poner sus libros a disposición con un solo clic.

Es importante saber que si elige esta vía, usted como autor será responsable de todo el proceso de publicación. Desde la maqueta hasta la portada, pasando por la redacción del resumen, hasta la venta.

Tendrá que revisar usted mismo su manuscrito, así como su corrección. A menos que pagues a un corrector profesional para que lo haga por ti. (Lo que siempre es preferible ;)). 

También será responsable de obtener el número de ISBN (el ISBN es el número de libro estándar internacional) y de registrar su novela en la BNE. 

Debes admitir que no será un trabajo fácil en absoluto. Tendrás que dedicar mucho tiempo y energía para que sea profesional. Una formación en materia de publicación le ayudará a gestionar mejor esta etapa. 

El error que cometen muchos escritores hoy en día es lanzarse a publicar su libro sin medir primero cuánto trabajo hay que hacer para que tenga un aspecto profesional y lo suficientemente bueno como para atraer a los lectores. 

Si tu manuscrito está descuidado, lleno de errores, publicado apresuradamente y con una portada amateur, debes saber que muy poca gente confiará en ti. Aunque consiga vender algunos ejemplares, las críticas y los comentarios ahuyentarán a los posibles lectores y los demás no volverán nunca. Es una verdadera lástima pero es así, esos son los riesgos de la autoedición y hay que tenerlos en cuenta. Aunque su libro tenga potencial, una mala edición lo hundirá y a usted con él. 

Cuando consiga pasar por estas diferentes etapas y publicar su novela, ahora pasará a la promoción. Y de nuevo, es necesario un plan de marketing consistente para asegurarse de conseguir el mayor número de ventas posible. Como has publicado en solitario, tendrás que ir de puerta en puerta para vender. Y esto no es una broma :). Contactarás con librerías y cronistas especializados en tu género uno por uno para hacer las gestiones necesarias para que acepten tu libro. Normalmente, eres al mismo tiempo, el autor, el editor y el director de marketing para la promoción de tu libro. 

Prospectarás en todas las plataformas que puedan estar interesadas e incluso solicitarás aparecer en televisión y publicitar tu libro. 

Si además quieres hacer sesiones de firmas, te encargarás de su organización conjunta con las librerías o ferias que hayas solicitado. 

Por otro lado, la buena noticia es que este duro trabajo se ve recompensado con los beneficios que obtienes. En la autoedición, el autor gana alrededor del 70% del precio del libro, a diferencia de la edición clásica, en la que se gana entre el 8 y el 12%. 

En resumen, el camino obligatorio para llegar a ser escritor es un camino tortuoso sembrado de obstáculos. Y si tienes la suficiente pasión para dar el paso, la perseverancia será tu mejor aliada.

Si le ha gustado el artículo, usted lo puede compartir ! 🙂
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *